viernes, 22 de marzo de 2013

#MetroNoticias Desde Rubio al Cuartel de la Montaña: Usuarios cuentan su historia

Caracas, 22 de marzo de 2013 (Prensa Cametro).- José Gamboa es uno de los miles de usuarios de la ruta especial del Metrobús que va desde la estación El Silencio del Metro de Caracas hasta el Cuartel de la Montaña, sitio donde reposan los restos mortales del Comandante Supremo de la Revolución Bolivariana, presidente Hugo Chávez Frías.
                                                         Este usuario, proveniente de Rubio, estado Táchira, apeló a la sabiduría popular “preguntando se llega a Roma”, para dirigirse al también llamado Museo Histórico Militar “4 de febrero”.
“Gracias a la información que tiene el pueblo, el colectivo, aquí en la capital, le van informando a uno a cuantas cuadras nos podemos dirigir para utilizar este excelente servicio, con aire acondicionado y gratis”, dice José Gamboa. “Esto es lo que dejó la Revolución”, añade este hombre, con marcado acento andino, refiriéndose a la calidad y gratuidad de la ruta. 
Desde el pasado 16 de marzo, el Metro de Caracas, alineado con el sentir del pueblo que desea continuar rindiendo tributo al presidente Chávez, activó 2 unidades que parten desde la estación El Silencio, frente al liceo Fermín Toro, hasta el Cuartel de la Montaña. Cada 15 minutos es despachado un Metrobús, en el horario comprendido entre las 9 de la mañana hasta las 5 de la tarde.
Tanto en el punto de partida, como en el de llegada, se observa la presencia de funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado: Guardia Nacional Bolivariana, milicianos del Batallón Territorial “Parroquia Catedral”, efectivos de la Policía Nacional Bolivariana y personal de seguridad del subterráneo capitalino.                                                                                          
                                                         
Otra usuaria, Solange Naveda catalogó a la iniciativa de esta ruta especial como “muy buena opción para llegar al cuartel, uno sabe que queda allí porque se ve desde abajo, pero no sabía cómo llegar” comenta esta residente de la parroquia de Antímano, Caracas, quien agregó que se enteró de este operativo en una alocución del presidente encargado de la República, Nicolás Maduro.

Otra usuaria Solange Naveda no pudo asistir a la Academia Militar mientras estuvo allí el Comandante Chávez porque es responsable del cuidado de su mamá que está muy enferma, sin embargo, agradece a Dios poderlo realizar ahora y contar con este servicio.
“Esta es la cuarta vez que rindo tributo a mi comandante, fui dos veces a la Academia Militar, luego lo acompañe el día del recorrido desde la academia hasta este cuartel y hoy vengo porque me voy mañana para Acarigua, para llevarle la experiencia a mis hijos y nietos que están allá”, es el testimonio que relata la usuaria Petra Ortega, procedente de Acarigua, Estado Portuguesa, luego de cumplir con su último adiós -como ella misma llamó esta visita.
 La dinámica de la ruta continúa. No se detiene. Llegan y parten los Metrobuses, cargados de distintos gentilicios: andinos, guayaneses, orientales, guaros, entre otros. “Esta mañana vinieron unos guatemaltecos”, dice un miliciano encargado de apoyar a las unidades en el punto cero de la ruta, justo al frente del liceo Fermín Toro en el centro de Caracas.
 En el recorrido que no toma más de 11 minutos, en un solo sentido, se observaron algunos usuarios que no ocultan su dolor por la partida física del Presidente Chávez, mientras que en los edificios y viviendas adyacentes a la ruta hacia el Cuartel de la Montaña, las banderas de Venezuela seguían flameando al ritmo del viento que sopla en esta zona del 23 de enero.                                                                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada